Mi experiencia con Android One

Si eres seguidor de la web de forma más o menos recurrente, es posible que sepas que uno de los administradores (yo) adquirió el Xiaomi Mi A2 y daba una serie de argumentos referentes a por qué había elegido este smartphone. La principal característica de la gama Mi A es la implementación de Android One y después de aproximadamente un mes os voy a contar mi experiencia.


Mi anterior smartphone no contaba con una capa de personalización como tal, ofrecía una experiencia bastante stock (por lo menos a nivel visual), así que no pude acostumbrarme a las opciones extra que ofrecen capas como MIUI o Samsung Exp. Por lo tanto, Android One no me supuso un impedimento en este aspecto, de hecho, contaba con opciones que yo desconocía. Bueno, sí que echo de menos el doble toque para apagar y encender la pantalla.

En Android One, al ser diseñado en prácticamente su totalidad por Google, el Material Design está absolutamente presente en todos apartados. Más allá de que esto pueda parecer un apartado meramente estético, lo cierto es que mejora notablemente la experiencia de usuario, dado que la concordancia entre las apps de Google y el sistema operativo casi puro es prácticamente total. Siempre pienso que es algo que los usuarios con capas de personalización se pierden, aunque ojo, pueden preferir la estética de la capa. Y por cierto, la integración con el feed de Google en el launcher es una de las opciones más cómodas.

En cuanto al rendimiento, es cierto que tal vez la capa no va a 60 fps constantes en el launcher, pero la experiencia es bastante sólida y fluida. Rara vez he encontrado bugs que me hayan dificultado en algo. La gestión de la batería creo que es correcta para el equipo, suelo llegar al final del día sin problema y con unas 5:30 o 6 horas de pantalla.

Una de las ventajas de Android One son las actualizaciones. Pero de momento sigo con Android Oreo y las actualizaciones de cada mes se suelen retrasar. Sé que esto es más responsabilidad de Xiaomi que del sistema, pero me parecía un detalle a comentar.

Supongo que ya os podréis haber hecho una idea de que mi experiencia ha sido bastante positiva. En ningún momento me he visto en la necesidad de instalar un launcher alternativo más allá de probarlo para la web. Si los cambios en Android Pie son los suficientes y notables, puede que realice una segunda parte de este post pero enfocado a mi experiencia en Android Pie.

Comentarios