Con lupa: El mejor jefe de Bloodborne

(Este artículo contiene spoilers sobre la trama de Bloodborne)

Bloodborne es uno de los mejores videojuegos que PlayStation 4 tiene en su haber y uno de los argumentos más fuertes para comprar la consola de Sony aún a día de hoy por sus muchísimas virtudes, siendo algunas de ellas sus geniales mecánicas, su excelente jugabilidad, banda sonora y su gran argumento, que como todo RPG de From Software debes poner bastante de tu parte para descubrir. Por supuesto, sus mejores momentos son aquellos donde estos aspectos se llevan al máximo: los jefes finales. Así que hoy trataremos el que es para muchos, el mejor jefe final del título.


La pelea contra Gerhman es especial por muchos factores. El primero que notamos es claramente su localización, el propio sueño del cazador. En los Souls solemos tener un lugar seguro al que volvemos para comprar objetos, subir de nivel o simplemente descansar de las peleas. En Demon’s Souls fue el nexo, en Dark Souls el Santuario de Enlace del Fuego, en su segunda entrega tenemos a Majula y en el 3 el Santuario de Enlace. Pero es en Bloodborne en donde este es el lugar elegido para librar nuestra última batalla, para poner fin a la caza y con ello, del propio Sueño del Cazador.

La banda sonora es otro factor diferencial para esta pelea. A diferencia del resto de canciones que suenan al enfrentarnos con los demás jefes, esta no tiene el tono épico del resto, no tiene su oscuridad ni su potencia, tampoco la grandeza de estas. La melodía que comparte nombre con el jefe es, en su lugar, de corte más triste y melancólico, más calmada, reflejando la dureza del momento, junto con una carga emocional enorme para aquellos que conozcan la importancia y el significado de esta lucha.

Él es quien, junto a la muñeca, ha estado a tu lado en la mayoría del juego, quien al llegar a la cabaña del Sueño del Cazador te indica tu objetivo y los pasos que debes seguir, además de aconsejarte. Gerhman es un personaje en el que llegas a confiar a lo largo de tu experiencia. Es por ello que cuando llega el momento en el que te hace decidir si despiertas del sueño que él sostiene olvidándolo todo o en su lugar le enfrentas, resulta uno de los momentos más duros del título.


Y ahora que hemos definido todo lo externo, el cascarón que envuelve al enfrentamiento, centrémonos totalmente en él. Al igual que tú Gerhman es un cazador, el primero de ellos. Por esto mismo, es probablemente el enfrentamiento que a primera vista luce más igualado, no es una bestia enorme, no está envuelto en rayos, el contacto con él no te envenena ni tampoco es un dios, pero es mucho más poderoso que cualquier jefe al que hayas enfrentado antes, puesto que él es como tú. En la manera de esquivar, de atacar y de usar sus armas, un verdadero mano a mano.

La batalla contra Gerhman es la pelea del antiguo cazador contra aquel que en pos de detener la cacería incluso ha tumbado a los propios dioses, la pelea de aquel que se sometió a un Grande en el pasado contra el que ha trascendido eliminándolos, pero sobre todo,  la pelea de un padre contra un hijo que le ha superado.

-Airam.


Síguenos en nuestro canal de Telegram: Videocríticos


Comentarios