La dramatización con Nintendo Switch

Tras el bombazo que supuso Wii y la pobre vida de su sucesora Wii U, Nintendo Switch está siendo un gran éxito comercial para Nintendo, convirtiéndose en uno de los mayores fenómenos de la industria del videojuego en el tiempo reciente. Esto provoca dos cosas, la primera es que la fama de la consola aumenta exponencialmente y por tanto lo hacen sus ventas, sin embargo, es la segunda consecuencia en la que nos vamos a centrar hoy.


Nintendo Switch se ha convertido fácilmente en la consola que más noticias genera en los medios especializados sin lugar a dudas. El concepto de consola híbrida crea un conflicto entre los jugadores que la tratan de sobremesa falta de potencia y aquellos que la defienden como un portento técnico portátil, dado el hardware que monta en tan poco espacio.

Y es este conflicto el que hace que con cada mínimo suceso que tiene que ver con Nintendo Switch internet explote y se generen incontables debates los cuales suelen dejar de lado el tema de la noticia y centrarse en fanatismos innecesarios a empresas las cuales solo quieren tu dinero de una forma u otra.

Un ejemplo sencillo es por ejemplo que, en el caso de PlayStation 4 esta había ido actualizando progresivamente el diseño de su consola cuando aún no había salido el modelo Slim o la versión Pro, algo que se puede comprobar perfectamente si comparamos una PlayStation 4 de primera hornada (la cual tendrá una franja de plástico brillante) con el último tipo de modelo base (la cual tendrá un material uniforme para toda la consola). Pero mientras que poco o nada se han tratado estos temas (ya que obviamente tienen una importancia menor) en el caso de Nintendo Switch se montó un enorme revuelo cuando se supo que esta montaba 3 pantallas diferentes hechas por distintos fabricantes, entre las cuales la diferencia era prácticamente despreciable, por no mencionar cuando la consola cambió su chip debido a una vulnerabilidad pero que este no modificaba en ningún caso el rendimiento de la consola.
Y no es algo que se quede en el hardware, los lanzamientos de software también son un gran drama para los jugadores en todos los casos, si el juego sale en Switch y si no lo hace. Por un lado están aquellos que al ver que un videojuego no sale en la híbrida de Nintendo solamente se preocuparán por acusar a la consola de falta de potencia mientras que otros tomarán cualquier ínfima referencia de los desarrolladores hacia Nintendo como pruebas irrefutables de que acabará llegando (algo que sucedió con Monster Hunter World, título que finalmente no aterrizará en la consola).

Cada hecho, cada suceso que tenga relación con Switch termina volviéndose un tema de debate en la industria incluso si este no tiene ninguna importancia. Si lo vemos por el lado positivo es más publicidad para Nintendo y para una consola que realmente merece el éxito que tiene a día de hoy por su gran concepto, pero resulta molesto que cualquiera de estas noticias solamente sea utilizada para insultar y desacreditar tanto a la consola como a sus usuarios.



-Airam.

Síguenos en nuestro canal de Telegram: Videocríticos

Comentarios