Kiwi, el navegador con más potencial

Como ya es recurrente, Chromium es la base para muchos de los navegadores, no solo en Android, y no es para menos. Chromium es la tecnología en la que se basa el navegador más usado del mundo, pero si hay alguien que ha demostrado cómo se debe usar y sus posibilidades son Geometry OU, desarrolladores de Kiwi Browser.


Kiwi no destaca por un rediseño espectacular, de hecho, encontramos muy pocas diferencias con otros navegadores similares a Chrome como podría ser Brave o Ecosia. Una de estas ligeras diferencias es su barra de búsqueda redondeada que recuerda a Android P, también hace uso de la barra de notificaciones para volverla del color principal de la página web que visitemos.

Navegación.

La navegación con Kiwi es fantástica. Las páginas web cargan muy rápido y no solo es mérito de que utilicen la última versión de Chromium y de WebKit, sino que los propios desarrolladores hacen algunas modificaciones para que la carga de páginas sea más rápida y el navegador consuma menos recursos. Si a esto le añadimos un adblock que funciona suficientemente bien, obtenemos una navegación realmente limpia y rápida. No debemos olvidar que Kiwi cuenta con un sistema de antiminería que evita que utilicen el hardware de nuestro dispositivo para minar criptomonedas desde las webs. Una opción que agradeceremos en ocasiones es el modo noche nativo, que oscurece tanto el navegador como las webs, lo que en pantallas amoled nos ayudará a ahorrar batería. Cuenta también con opción de traducir las webs. Como añadido, los desarrolladores han dotado a Kiwi de un reproductor propio más estable del que suelen usar la mayoría de sitios web. Si podemos echar en falta algo, eso será la opción de poder registrarnos con nuestra cuenta de Google para sincronizar nuestro navegador, tampoco contamos con la opción de ahorro de datos.




Ajustes.

Donde más novedades nos encontramos es en el apartado de Accesibilidad. Aquí podremos configurar el modo noche, elegir si abrir los enlaces en aplicaciones externas (por ejemplo, YouTube) y mover la barra de direcciones al borde inferior de la pantalla. Mientras tanto, en el apartado de Privacidad nos encontramos con opciones como Eliminar el AMP o borrar las pestañas cuando salgamos de la app. Si presionamos los tres puntos que se encuentran en la esquina superior derecha, abajo del todo nos aparecerá un pequeño recuento de los anuncios que llevamos bloqueados.





Personalización.

Kiwi no cuenta con ajustes de personalización, lo único que podemos hacer es elegir dónde colocar la barra de direcciones. Si sabes un poco más del tema, puede que seas consciente de que Chromium incorpora unos ajustes secretos a los que se accede desde la barra de direcciones y en los que puedes modificar algunas cosas del navegador.

Apartado técnico.

Aquí entraremos un poco más en las entrañas del navegador. Kiwi cuenta, a día de hoy, con la versión 69 de Chromium. También, ha sacado una puntuación de 525 en HTML5TEST. Una vez instalado pesa unos 163MB y no consume demasiada memoria (en mi caso, el máximo ha sido de 707MB)



(Haz click en la imagen para descargar Kiwi)


-Pablo

Síguenos en nuestro canal de Telegram: Videocríticos

Comentarios

Publicar un comentario