Y no le bastaba con matarse, tenía que arrastrar a los demás

Los creadores de PUBG han demandado a los de Fortnite. Es una noticia que se ha extendido rápido debido a que son dos de los juegos más jugados actualmente. Sin embargo, hay muy poco de honesto en el gesto de Bluehole (creadores de PUBG).


En esencia, la demanda se ejerció por un asunto de violación de derechos de autor por parte de Fortnite a PUBG, ¿podeis imaginar por qué? efectivamente, por el modo Batlle Royale que implementó Fortnite en septiembre de 2017. También, Bluehole impuso esta demanda porque Epic Games habría usado la imagen de su juego para hacer propaganda de Fortnite (aquí está el artículo de PCGAMER que cuenta lo sucedido). Como ya hemos hablado más de una vez en este blog, es lógico que un creador de contenido quiera proteger este y se aferre a sus derechos para conseguirlo, pero PUBG no inventó el formato Battle Royale, ni siquiera fue el primer videojuego en juntar a varios juadores en un mapa para que lucharan hasta que solo quedara uno en pie. Popularizó el formato, lo pulió para adaptarlo a unas normas adecuadas para convertirlo en un videojuego en el que 100 personas tenían que luchar entre ellas y supo ganarse la fama que se merecía. No olvidemos que es el juego más jugado de Steam (aunque también es el que más jugadores ha perdido).

Sin embargo, desde que apareció Fortnite, este supo hacerse un hueco en la comunidad. Probablemente se dio a conocer tan rápido por ser un Free to play, pero la realidad es que mientras Fortnite mejoraba, PUBG cada vez era menos jugado. Y es tanto demerito de PUBG como merito de Fortnite.

PUBG recibe actualizaciones contadas y con contenido escaso, sin olvidar el hecho de que PUBG sufre de unos problemas de optimización considerables reconocidos por el propio equipo (no hay más que ver cómo llegó a Xbox One). Por otro lado, Fortnite se ha vuelto más divertido, con actualizaciones y modos nuevos constantemente, en la mayoría de plataformas (y últimamente rumoreado Nintendo Switch) y posiblemente el aspecto más importante; es gratis.

Sí, PUBG y Fortnite son juegos distintos. PUBG es más realista que Fortnite, intenta ser una especie de "simulador", mientras que Fortnite implementa modos cada cual más loco, un estilo gráfico cartoon y emotes que le quitan toda la seriedad al asunto. Esto no significa que le reste profundidad a la jugabilidad, pero PUBG goza de ese punto táctico que no parece haber nacido en Fortnite. Pero el pueblo ha hablado, y a falta de más información sobre cómo seguirá este tema solo podemos esperar que ninguno de los dos juegos desaparezca ya que la comunidad de jugadores es lo suficientemente grande cómo para que ninguno de los dos juegos se roben clientes (siempre y cuando no se abandone ninguno de los dos juegos y este pierda calidad, por supuesto).


-Pablo

Comentarios

Publicar un comentario