E3 2018: Valoración final

Ayer mismo tras el Nintendo Direct concluyeron las conferencias del E3 2018, dónde las compañías nos han comunicado sus planes para lo que queda de año y parte del siguiente. Os avisamos ya que las vistas en esta feria han sido bastante diversas en cuanto a calidad.



Empezábamos con la conferencia de Electronic Arts, la cual se celebraba en un evento aparte del E3, justo un día antes de que empezaran el resto de conferencias, en el EA Play. Si os tenemos que resumir en una palabra como fue, la más indicada sería "mala". Mala porque su ritmo no fue el adecuado. Mala porque no supieron distribuir el tiempo de la conferencia en los juegos que interesaban a la comunidad y por supuesto mala porque el más esperado, Battlefield V, no tuvo el protagonismo esperado. Cosas como que la nueva entrega de Command & Conquer fuera un free to play móvil apellidado "Rivals" y que por si fuera poco tuvieran el coraje de dedicarle mucho más tiempo a este que a la nueva entrega de DICE terminaron por sembrar un notable descontento entre los aficionados.

De esta podemos salvar a Unravel 2 (que salió a la venta el mismo día de la conferencia), el ya visto anteriormente Sea of Solitude y por supuesto el que terminó siendo el plato fuerte de la conferencia, Anthem. De él pudimos ver que el vídeo visto el año pasado tenía más verdad que mentira (pero habría que mirarlo más detenidamente) y una obvia inspiración en Destiny. A pesar de lo que fue el resto de conferencia, Anthem no nos dejó a ninguno indiferente.


Al día siguiente tuvo lugar la conferencia de Microsoft. De esta poco podemos comentar mas que fue sin dudas la mejor en cuanto a cantidad de juegos y ritmo, teniéndonos a todos al borde del infarto en prácticamente todo el tiempo que duró. De entre lo anunciado podemos destacar Halo Infinite (al cual le queda mucho tiempo antes de poder ver el producto final, por no decir que salga a la venta), Sekiro Shadows Die Twice (el nuevo videojuego de From Software, creadores de Dark Souls y Bloodborne), Devil May Cry 5, Gears of War 5 o Cyberpunk 2077 (el nuevo RPG de CD Projekt). Pero recalcamos, ha sido la mejor conferencia en cantidad de juegos, en concreto 50 en total, por lo que os aconsejamos que busquéis la lista completa.

No obstante, un punto negativo sería el que la Xbox no es necesaria para jugar a la mayoría de lo presentado. Sin embargo, ya tenemos clara la estrategia de Microsoft de cara al resto de la generación, ser la mejor consola para third parties y prepararse muy bien para la próxima con la compra de muy buenos estudios como los desarrolladores de Forza Horizon o los de Hellblade, Ninja Theory.

Después de la de Microsoft, una de las mejores conferencias, pasamos a la que considero personalmente como la peor de todas, Bethesda. Las razones son muchas, pero aquí resumiremos lo más importante puesto que es la única conferencia a la que le hemos dedicado un post al completo.

Vergüenza ajena en la manera de hablar y comunicar, un ritmo absolutamente desastroso que terminó perjudicando a los buenos juegos que fueron enseñados y por último, el hecho de haber puesto dos logos de títulos que no veremos en muchísimos años solo para intentar solventar todas las carencias de la conferencia.


Square Enix publicaría al día siguiente un vídeo en el que enseñaba sus nuevos títulos al más puro estilo Nintendo, algo que sin duda le vino de perlas, ya que se hizo una "conferencia" amena y rápida. Pero por otro lado, le faltó un golpe de efecto, algo rompedor al final que nos hiciera recordar con emoción su E3 2018. Cometieron errores extraños como repetir el gameplay que ya habíamos visto al día anterior de Kingdom Hearts 3, pero nos permitieron ver más de Shadow of the Tomb Raider y esperamos con ganas poder saber más del nuevo juego de Platinum Games, Babylon's Fall.

Ubisoft fue sin duda la más perjudicada por las filtraciones y por haber cedido sus juegos a otras conferencias. Bastante tiempo se lo llevaron sus juegos como servicio, anunciado expansiones y planes de futuro (For Honor y Rainbow Six Siege), The Division 2 fue lo mejor que vimos, pero ya habíamos podido disfrutar de un gameplay bastante extenso en la de Microsoft y el Assasin's Creed Odyssey genera cuanto menos opiniones muy divididas. Por una parte pinta como un muy buen juego, pero por la otra dista bastante de la saga y crea dudas entre sus fans.

Llegamos a Sony, la cual se disputa con Microsoft el título de mejor conferencia del año y que dependerá el ganador de la opinión personal de cada uno. Si bien Microsoft enseñó muchísimos videojuegos, los vistos en la conferencia de PlayStation fueron de un mayor peso y además, prácticamente todos exlusivos de su consola. Poco tenemos que decir sobre The Last of Us Part II, un videojuego que probablemente sea el más impresionante que jamás hayamos visto en prácticamente todos sus aspectos y que resulta difícil de creer que sea real. El tiempo confirmará o desmentirá, pero si el título es igual o casi igual a lo visto, puede que nos encontremos ante uno de los mejores videojuegos de todos los tiempos. Por lo demás pudimos ver por fin algo de jugabilidad de Death Stranding, un fragmento de Ghost of Tsushima y un extenso gameplay del nuego Spiderman, por no mencionar los anuncios como Nioh 2, Control o el remake de Resident Evil 2.


No podemos criticar el hecho de que no hubiera un gran título sorpresa, tanto porque lo visto ha sido impresionante, como porque Sony avisó de esto en un principio. Lo que sí se le puede reprochar a los nipones es la falta de fechas en todos sus videojuegos exceptuando a Spiderman.

Nintendo concluiría las conferencias con su ya habitual Nintendo Direct, en el que se presentó los nuevos Mario Party y Fire Emblem, la salida de Hollow Knight y Dragon Ball FighterZ entre muchos otros y una inmensa cantidad de información sobre Super Smash Bros. Supreme, el cuál monopolizó la presentación.

Sin duda, ha sido un E3 lleno de altibajos, con conferencias muy buenas y otras desastrosas pero nosotros preferimos quedarnos con esos videojuegos que nos llenan de ilusión y que marcarán la actualidad a partir de ahora en nuestra industria. Es un buen momento para jugar.

Comentarios