No tener campaña, ¿es malo?


Hacía tiempo que se venía rumoreando que el próximo título de la saga Call of Duty saldría al mercado sin campaña o al menos, sin una campaña igual a la que nos tienen acostumbrados en el resto de títulos de la saga, pero en la reciente presentación del videojuego esta información se nos ha confirmado, lo que ha llevado a muchos a quejarse de la decisión de Activision y Treyarch.


Esta situación también se repitió cuando Electronic Arts anunció el primer Star Wars Battlefront de la nueva generación, el cual iba totalmente centrado en el multijugador y obviaba el single player, cosa que cambió en la salida de su secuela la cual sí que incluía este modo campaña, pero el título acabó recibiendo palos por fallos ajenos a esto.

Si nos centrábamos en este modo historia e ignorábamos el multijugador nos encontrábamos la verdad, con una experiencia cuanto menos mediocre que no gozaba de la calidad de su modo multijugador (ignorando de nuevo, los fallos provocados por políticas económicas). Y lo mismo ha venido sucediendo año tras año y entrega tras entrega en la saga Call of Duty, e incluso en otras como Battlefield, que incluyen un modo campaña que no llega al nivel de disfrute del multijugador y que claramente no es el núcleo del juego.

Y ahora viene la pregunta, ¿dónde está el problema en que los recursos destinados a modos secundarios se inviertan en el verdadero núcleo del juego? Y es que si miramos a entregas pasadas, la saga Call of Duty suele invertir considerablemente en sus modos historia, sobre todo con la invitación de actores de renombre como David Tennant, conocido por su papel en la serie Doctor Who.

Pero no solamente ocurre con juegos enfocados al multijugador, al contrario también hay muchos casos de juegos los cuales su historia es su mayor punto fuerte pero incluyen un multijugador para rascar unas horas más de juego. Títulos como Uncharted o The Last of Us no destacan por su modo multijugador, y las personas que los compran por este destacan por su ausencia.


Está claro que muchos videojuegos consiguen tener un buen equilibrio entre la calidad de su campaña y la de su multijugador en los cuales ambas partes se complementan perfectamente, como lo fue la saga Gears of War o el actual Splatoon y su secuela, pero en aquellos los cuales uno de los modos es claramente inferior al otro y no supone un incentivo para su compra, e incluso el valor añadido que tiene es bastante pequeño, lo mejor sería destinar los recursos de estos a lo importante.

Juegos como Rainbow Six Siege, Counter Strike GO, League of Legends u Overwatch tienen el multijugador como su único objetivo y salvando a este último, muy pocas personas o prácticamente nadie se ha quejado de ello o lo ha considerado un punto negativo tan grave como se está tratando ahora con Call of Duty o como se trató con Battlefront.

La razón es, muy probablemente el costumbrismo, el que siempre en la saga CoD ha habido campaña y si ahora se cambia porque no tiene el mismo tirón como otras cosas ya está mal, o que un videojuego de Star Wars sin una historia es un crimen.


No está mal que los juegos que viven del multijugador se centren en este para tener una mayor calidad en su núcleo, mientras tanto para los fans del single player siguen habiendo muchos títulos geniales que disfrutar porque no, el single player no está muriendo, pero eso ya es tema para otro artículo.

Comentarios