Inflación de características en los smartphones

Es indudable e irrebatible que el cambio que han sufrido los smartphones estos últimos años ha sido brutal. Muchos de ellos ya cumplen la función de ordenadores portátiles como el Dex de Samsung o el portátil del Razer phone. Sin embargo, cada vez escuchamos más que va a salir un móvil con 8GB de RAM, lo cual es una absoluta barbaridad que encarece sobremamera el precio.


Obviamente, se hacen smartphones para todo tipo de consumidores, y es cierto que ciertas personas podrían llegar a utilizar gran parte de esos 8GB, pero no la mayoría de usuarios. Raro es el tope de gama que en 2018 no sale con mínimo 6GB de RAM. Ninguna aplicación ni juegos requiere de esa monstruosa cantidad de RAM, y con lo eficientes que se están volviendo los procesadores, no es necesario esas características. El Samsung Galaxy S9, último dispositivo top de Samsung, cuenta con 4GB de RAM, cantidad más que suficiente para cualquier usuario. Por otro lado, el S9 Plus sí cuenta con 6GB, teniendo en cuenta que lleva los últimos procesadores del mercado. Lo mismo sucedió con el Xiaomi Mi Mix 2 o 2S, también el OnePlus 5 y 5T y un largo etcétera.

Compañía que destaca de manera positiva en este aspecto es Apple. Su último gran terminal cuenta con 3GB de RAM y el último procesador creado por dicha empresa y el rendimiento que encontramos es equivalente al de los topes de Android. Evidentemente, esto tiene un clara conexión con el sistema operativo que monta cada dispositivo, cosa en la que Android sale perdiendo por tener un sistema tan fragmentado y modificado por los fabricantes.


Estos sucesos también podemos llevarlo a terreno fotográfico. Por ejemplo, Huawei ha presentado hace poco su terminal más top, el Huawei P20 Pro, el cual cuenta con 3 lentes para ofrecer un Zoom espectacular. Aún así, el Google Pixel puede hacerle competencia directa en la mayoría de aspectos poseyendo únicamente 1 sensor (o lente).


Esto debería hacer que nos planteemos qué estamos pagando cuando compramos un teléfono y, sobre todo, qué uso vamos a darle.

-Pablo.

Comentarios