Casi todo bien, Google

Google es una de esas compañías que nos llena de emoción cada vez que saca una nueva aplicación, hace una presentación e incluso cuando lanza un terminal al mercado, como es la gama Pixel, pero lo cierto es que resulta increíble y a veces hasta un tanto chocante el hecho de que donde más flaquea sea en sus servicios más famosos, como es el caso de YouTube.


YouTube es la plataforma de vídeo más famosa de internet, lo que la convierte en uno de los medios de comunicación más importantes del mundo, haciendo que desde hace ya bastantes años los jóvenes prefieran informarse, entretenerse o simplemente pasar el rato en este pudiendo elegir qué ver que por el contrario adherirse a la programación televisiva. Las cifras de uso de la plataforma de Google alcanzan ya los 1800 millones de usuarios mensuales, lo cual llega incluso a asustar.

Pero lo que de verdad asusta es que con esta cantidad de usuarios, en una compañía como lo es Google, el contenido de su plataforma funcione de manera más fluida y rápida utilizando la página desde el navegador que usando la aplicación desarrollada para SU sistema operativo.


Si bien es cierto que debido a las limitaciones del reproductor que YouTube usa en su versión web el sonido pierde calidad (se oye algo más metálico, pero no supone un problema para escuchar correctamente los vídeos) o no dispones de la opción de ajustar la resolución, el principal aspecto por lo que la aplicación fue creada, el cual es la comodidad y la velocidad a la hora de utilizar YouTube, se pierde del todo cuando en el navegador la fluidez y el tiempo de carga de los vídeos superan sin lugar a dudas a su contraparte en aplicación incluso en resolución 144p.

Y no penséis que se trata de una conexión a internet lenta, porque que con fibra óptica de 300 megas no cargue un vídeo a 144p e incluso que se pare cada 5 segundos es algo que la app debe hacerse mirar.

No dudamos de que lo más probable es que estos fallos a la hora de cargar un vídeo, de reproducirlo e incluso de no poder cargar el feed en algunas ocasiones no es más que un bug que probablemente se arreglará con versiones futuras, pero no es el primer error grave que comete Google con YouTube ni será el último.

Durante años desde que la plataforma se popularizó no han pasado más de dos meses sin que saliera a la luz uno o más problemas de esta, la mayoría muchas veces graves de cara a aquellos que se dedicaban a crear contenido.


El cambio en el sistema de monetización que hizo que aquellos que se dedicaban a las animaciones tuvieran que huir de la plataforma, las tendencias las cuales con solo mirarlas puedes detectar los numerosos problemas que tienen, la desmonetización masiva y reiterada de muchos vídeos sin razón alguna que con solamente reclamar se vuelve a monetizar, pero que a los creadores les hace perder las ganancias de los momentos de mayor audiencia entre otros han hecho que aquellos que dan vida a la plataforma y la hacen funcionar haya tenido que buscar servicios de terceros como Patreon para sobrevivir e incluso migrar parcial o totalmente hacia plataformas con más mimo por los creadores como lo es Twitch.


Pero los problemas afectan solo a aquellos que se dedican a subir contenido. El problema que expliqué al principio de la aplicación es uno de tantos que perjudican al consumidor. Tenemos la desuscripciones automáticas de canales sin nuestro permiso o la falta de notificaciones incluso si tenemos la campana que activa estas se encuentra marcada como ejemplos de ello.

Y es que a este paso, si YouTube sigue fallando al ritmo que lo ha estado haciendo en el tiempo reciente no sería de extrañar que sus usuarios comenzaran poco a poco a migrar a otras plataformas, aunque es un panorama difícil de imaginar teniendo en cuenta la inmensa cifra de usuarios ya mencionada.

No es nuevo que plataformas de los de Mountain View no funcionen muchas veces como deberían, tal y como ocurre con Blogger, pero que suceda con una de sus mayores marcas, conocida y utilizada por todos, es algo que deberían de plantearse.

-Airam

Comentarios