¿Qué pasa con el juego cruzado?

Desde hace ya bastante tiempo que hemos estado oyendo sobre el juego cruzado o “cross-play” entre plataformas. Juegos como Fortnite, Rocket League, o Paragon cuando este estaba activo, permitían a jugadores de dispositivos de diferentes compañías jugar entre ellos, pero últimamente hemos recibido bastantes noticias con respecto a este tema.


La mayor parte de la actualidad con respecto al cross-play entre consolas y la empresa que sacó el tema al principio ha sido Microsoft, y no cuesta ningún esfuerzo encontrar titulares del estilo “Sony es la empresa que frena el juego cruzado” entre muchos similares, siendo la mayor parte de las veces la empresa americana la que nombra a los nipones.

Si bien el juego cruzado sería una gran alegría y ventaja para los jugadores en general, creo que todos tenemos claro por qué a PlayStation no le interesa esto, y menos en las condiciones actuales del mercado. En primer lugar, porque lo dominan. PlayStation 4 es sin ninguna duda la consola reina de esta generación, la que acapara a mayor parte de los usuarios, por lo que es lógico que estos se nieguen a que se permita jugar con otras plataformas, ya que lo que interesa es tener más usuarios propios, y en segundo lugar, porque tras la salida de Xbox One X y Nintendo Switch ya no son la mejor opción del mercado en cuanto a hardware. La PS4 Pro no es tan potente ni está tan aprovechada como la Xbox One X, y con la Nintendo Switch sobran las palabras en cuanto a sus capacidades, si bien no en cuanto a potencia, si en cuanto a su versatilidad y portabilidad.

Por ello, al ya no poder ser llamada “la consola más potente del mundo”, las razones para comprarla con los multiplataformas como objetivo descienden radicalmente. La mayor razón de peso es que la comunidad va a ser mayor y que será más sencillo encontrar a gente que la tenga, pero de existir en cross-play, para los juegos multiplataforma adquirir una PS4 en lugar de una Xbox One X sería una total locura.


Y ahora viene la parte de Microsoft. En estos últimos meses, pese a la pobre generación que han llevado, han hecho cosas dignas de aplausos, como la salida del Xbox Game Pass, la inclusión de sus exclusivos desde el día 1 en el servicio y, cómo no, la salida de One X. Pero cuando en lugar de aprovechar y tirar por lo suyo que, al contrario que estos últimos años, ahora mismo está muy bien, les da una imagen tremendamente negativa el hecho de que estén continuamente nombrando a Sony y su negativa al juego cruzado cuando obviamente conocen las razones de esta, por lo que siguen nombrándolo para quedar como los buenos, los que están a favor de la comunidad y a Sony como el diablo que solo se preocupa por el dinero.

No estamos defendiendo a Sony, y nos postulamos a favor del juego cruzado ya que es lo que más beneficia a la comunidad de jugadores, pero comprendemos las razones de esta en su decisión. De lo que sí nos quejamos es de que en lugar de cada uno centrarse en hacer de su plataforma el mejor lugar para jugar, se dediquen a intentar poner a los usuarios en contra de la competencia, una jugada sucia la cual solamente recuerda a las épocas de “Genesis does what Nintendon´t” y la guerra de consolas.

Comentarios