Por qué dejé de ver la televisión

Este post va a ser un poco diferente, no voy a tratar un tema actual o a hacer review, simplemente yo, uno de los redactores de Videocríticos, voy a explicar por qué el cable de la antena de mi televisor está desconectado.


Hace ya varias semanas subí un post en el que comparaba a internet y a la televisión. En ese post intenté ser demostrar las ventajas de internet frente la televisión pero siendo objetivo, por eso en este post voy a dar mi opinión única y expresamente. El hecho de que no vea la televisión no viene desde hace poco, pueden haber pasado fácilmente dos años desde que encendí un televisor para ver qué programas echaban. ¿Cuándo decidí dejar de verla? Bien, no fue de un momento a otro, ni siquiera yo mismo elegí dejar de verla, simplemente un día sin más me di cuenta del tiempo que llevaba sin poner un programa en la televisión. Esto me hizo darme cuenta de que no me he perdido absolutamente nada que me importe, que he visto todas las series que quería, me he mantenido informando de lo que está pasando en el mundo, he visto muchísimas películas gracias a servicios como Netflix y HBO. Todo esto sin los inconvenientes que nos pone la TV, véase el horario para ver un programa/película, la absurda cantidad de anuncios y, sobre todo, el contenido dañino y manipulado.

Empecé a darme cuenta de cómo nos engañaban los noticiarios. Pero ojo, contrastaba la información que encontraba en internet, y lo sigo haciendo, porque en la red tampoco nos liberamos de los engaños de cualquier entidad o empresa. Y esto pasa, sobre todo, en el sector informativo. También vi mis necesidades cubiertas con servicios de vídeo gratuitos como YouTube, que si bien es cierto que no está pasando por su mejor momento (O sí, todo depende de Muzska) hay muchos canales que hacen un buen contenido y nada daniño, aunque por cada uno de estos hay tres de lo opuesto.

Básicamente por lo que dejé de utilizar la caja tonta más allá de jugar videojuegos fue porque me privaban de elegir, que tampoco digo que vaya a creerme la primera cosa bonita que hay en internet, pero por eso tenemos que ser consumidores inteligentes y no dejarnos llevar por el tedio y simplemente creernos todo lo que echan por la televisión.

-Pablo.

Comentarios