Xbox Game Pass ¿a quién beneficia y a quién perjudica?

Hace ya un tiempo Microsoft anunció que pondría en marcha un nuevo servicio de pago mensual al igual que Xbox Live Gold (para utilizar las funciones online y que además te regalan juegos mensuales) pero que funcionaría con el mismo modelo de Netflix o HBO, lo cual significa acceso ilimitado al contenido que nos ofrece siempre que paguemos la cuota, pero esta vez con videojuegos, llamado Xbox Game Pass.


Al igual que en Netflix tenemos cientos de series y películas para disfrutar en cualquier momento, el Game Pass disponemos de alrededor de cien videojuegos los cuales podemos descargar y jugar el tiempo que queramos (siempre que tengamos la suscripción activa). Y por si fuera poco, hace unos días se anunció que los videojuegos exclusivos de Microsoft estarían disponibles permanentemente desde el día 1 en el servicio. Es decir, Sea of Thieves, Crackdown 3 y si sale algún nuevo Halo los podremos jugar desde su salida si disponemos del Game Pass.

¿A quién beneficia esto?

En primer lugar a los jugadores. El hecho de que por una pequeña cantidad mensual podamos tener acceso a tal cantidad de títulos es algo maravilloso y más teniendo en cuenta el elevado precio de estos. Además, no existe el peligro de que te los hayas pasado todos y no tengas a lo que jugar, ya que tras un tiempo los que no sean exclusivos de Microsoft irán rotando, pero siempre manteniéndose alrededor de la centena. Imaginad esta situación: va a salir un nuevo Gears of war/Halo, pero a vosotros el multijugador no os interesa, pero la campaña sí. Teniendo en cuenta que solo durará unas 10 horas, la cantidad de 60€ por un juego que tras esas diez horas va a estar cogiendo polvo en la estantería u ocupando espacio en tu disco duro no te interesa. En cambio, con el Game Pass pagas un mes a unos 10€, juegas todo lo que quieras al juego y cuando lo acabes tienes 100 juegos más hasta que caduque tu suscripción. Si tras esto te ha gustado, continuas pagando y jugando, si no, pues has terminado tu juego por 50€ menos. Esto también podemos aplicarlo a cualquier videojuego disponible y no solo a los exclusivos, ya que sale perfectamente rentable para ti en todos los casos. Incluso también si siempre estáis trabajando y no tienes tiempo de jugar pero llegan las vacaciones, en lugar de comprarte tres o cuatro juegos para pasarlas, simplemente adquieres el servicio y estás perfectamente servido.


¿Y por tanto, a quién perjudica?

Aun no tenemos claro cómo afectará este modelo de negocio a las desarrolladoras, sobre todo con juegos que lleven poco tiempo en el mercado, ya que la ganancia está claro que no será ni de cerca la misma que si compraras el juego. A los que si tenemos claro que va a hacer daño es a las tiendas de videojuegos. Este modelo es un gran avance para Microsoft y una baza grandísima a la hora de competir con Sony y Nintendo, por lo que es cuestión de tiempo que alguna se suba al carro (Apostamos por Sony) o perderá parte de público. Entonces si ambas tienen un servicio tan barato, que incluyen sus exclusivos y que irán rotando multiplataformas ¿dónde quedan las tiendas? Ya se están viendo muy perjudicadas por el auge del mercado digital, así que no sería de extrañar que esto les hiciera aún más daño.


En resumen, tenemos un servicio que es un total acierto por parte la gente de Xbox y no tendremos que esperar demasiado para que más empresas se sumen a ello. Por una parte para los jugadores son mejores que buenas noticias ya que si se suman más los precios puede que incluso bajen y podamos jugar muchísimos juegos de manera más barata que en la actualidad, pero para los comercios de videojuegos puede ser un gran palo y algo que probablemente afecte duramente a sus beneficios.

Comentarios