¿Es rentable pagar por un PC en la nube?


La idea de poseer un PC virtual no es nueva. Ya lleva varios años siendo pulida esta idea, de hecho, muchas empresas nos ofrecen este servicio para que podamos simular un PC con las características que busquemos y le podamos dar el uso que necesitemos. Pero, ¿Realmente es rentable mantener ese servicio en vez de comprar otro PC?


Em(PC)mos hablando de un servicio que empezó a llegar hace algunos años y que aún a día de hoy sigue en Beta. Dicho servicio se llama Liquidsky. El concepto es el mismo que antes decíamos, sólo que este está enfocado al gaming y nos ofrece algunos servicios interesantes. Liquidsky nos permite descargar una aplicación con el mismo nombre que, cuando accedamos, creará un PC en la nube con características impresionantes. El PC al no ser real no cuenta con equipo físico, pero gracias a esto puede correr cualquier juego en Ultra sobrado de FPS, además de contar con una velocidad a Internet de 1000 MB, no, no es broma. Sin embargo, esto no es gratis y si quisiéramos mantener esto y usarlo siempre tendríamos que pagar una cuota mensual de 20.00$. Mantener este PC durante un año nos saldría por 240$. Puede que de primeras suene rentable, pero en dos años ya habremos gastado 480$ y en tres años 720$. Puede que no haga mucha gracia la broma teniendo en cuenta que un PC actual de 950$ puede durar como mucho 5 años. En el caso de querer mantener nuestro PC en la nube nos saldría por 1.200$, es una diferencia significativa. Aunque sí, es cierto que al PC físico habrá que cambiarle las piezas mientras que al virtual no, pero haciendo cuentas, nos saldrá más caro, a la muy larga, el PC virtual. Liquidsky también nos permite descargar la app en el teléfono (de momento Android) y jugar o manejar el PC desde nuestro smartphone, lo que le da un valor añadido más que decente.


Pero también hay servicios gratuitos, como Horbito. Horbito está más enfocado al ámbito laboral, por lo que nos es el mismo concepto que Liquidsky, pero sí en esencia. Horbito nos permite, desde su misma página, acceder a un PC virtual adaptado para nuestra productividad y trabajo. Tenemos un número de aplicaciones limitadas, entre las que se encuentran las app Office de Microsoft. También tendremos una tienda de aplicaciones para poder descargar algunas más. El servicio como tal funciona bien, pero no es exactamente igual que un PC convencional en algunas cosas, aunque esto no quiere decir que sea malo. Es muy intuitivo y nadie tendrá problemas para adaptarse a la forma de trabajar. Y hay que decir que hace bastante incapié en su comunidad.


En resumidas cuentas, sobre el papel parece que pagar por un PC en la nube no sale rentable pues no se le saca todo el partido que ofrece, aunque es perfectamente compresible que alguien pague por un PC de tan buena calidad. Podríamos concluir el post diciendo que depende de la persona y del uso que se le dé.

Comentarios