Apple no debería sorprenderse de las ventas del iPhone X

Recientemente, Apple ha comunicado que reduce el objetivo de producción del iPhone X en el primer trimestre. Esto significa que no venden, ni esperan vender tanto como lo habían supuesto antes de sacarlo al mercado. A muchos esto les sorprendió pues el iPhone X dio y da mucho de qué hablar, pero no es tan sorprendente como en un principio puede parecer, pues el iPhone X destacaba sobremanera en muy pocos aspectos.



Cuando se presentó el iPhone X, se vendió como la gran revolución de los smartphones, aunque la verdad fuera que era revolución solo para Apple (Y falta les hacía). Cuando salió al mercado todo el mundo se fascinó con su rendimiento, con sus cámaras, con su notch (algunos para mal). Y sí, es cierto,  ha traído muchísimas cosas destacables como ese panel OLED tan bueno, esos marcos tan aprovechados y no nos olvidemos del FaceID. Pero la verdad es que no son novedades destacables en la época en que salió. Se anunció en plena expansión de los todopantalla, así que esto no sorprendió demasiado. Lo único nuevo en lo que sobresalió fue en su tecnología de detección de rostro y en su nuevo chip, que lo llevó a ser el dispositivo más caro de todos. ¿Justificado? Claro que no, sabemos que Apple es mucho de inflar precios y nunca bajarlos. Y sí, el último dispositivo de la manzana va como un tiro, pero es que por 1200€ debería hacerte hasta la comida, y Apple no puede esperar vender tanto este dispositivo con ese precio y menos si la diferencia de rendimiento con la generación anterior es de 0.1 segundos al abrir una app (En la práctica, no hablamos de números).


Hubo mucha gente que se lo olía y a otros les pilló por sorpresa, pero Apple ha sufrido por primera vez lo que es no llevar la delantera (Y destacar con ella). Ahora toca ver qué próximos iPhone saldrán este año, que en principio parecen ser 3, esperemos que no suceda lo mismo que con el iPhone X

Comentarios