Internet a doble velocidad en EEUU ¿Qué supone y qué consecuencias puede tener?

Hace poco, la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones de EEUU) ha aprobado en su país el llamado “internet a dos velocidades” pero, ¿qué es esto? ¿Qué problemas conlleva? ¿En qué nos afecta?


El internet a dos velocidades consiste en, básicamente, que las operadoras de internet tendrán el poder sobre qué páginas ves o qué contenido consumes online, aplicando una mayor velocidad de conexión a aquellos que elijan (los que los beneficien) y reduciendo esta velocidad o  prácticamente bloqueando el acceso a determinados servicios que no les interesen.

Os ponemos un ejemplo para que os quede totalmente claro. Imaginad que esta medida se aplica en España y vosotros tenéis vuestro internet contratado con Movistar, el cual dispone de un servicio para disfrutar de películas y series en la nube y claro, a ellos lo que les interesa es que tú consumas sus servicios y no los de otros, por lo que perfectamente podrían hacer que si estás entrando a su servicio tengas una velocidad de conexión excelente y sin ningún tipo de problema, en cambio, si entras a Netflix o HBO notarás como esa velocidad se reduce drásticamente haciendo insufrible su uso. Y sí, aunque en un principio parezca algo insólito, esta es la medida que en los Estados Unidos se acaba de aprobar.


Existe el llamado “principio de la neutralidad de la red”, el cual dicta que absolutamente todo el contenido de internet debe ser tratado de la misma manera. Fue aprobado por el presidente Barack Obama allá por el año 2015 y es lo que la FCC acaba de tirar por los suelos. ¿Y cuáles pueden ser las consecuencias de que los operadores controlen el internet?

Además de la que nombramos con el anterior ejemplo, las tarifas de internet podrían empezar a ofrecerse en lugar de por calidad de conexión y velocidad como hasta ahora, por acceso a servicios y páginas a las que antes podías acceder con total normalidad. Por ejemplo, si pagas por el ya nombrado Netflix tus 15 euros mensuales, ahora además las operadoras te podrían sumar una mayor cantidad de dinero solo por poder disfrutar de eso a velocidad decente o por el contrario, te será imposible acceder de forma normal. Y esto no solo puede aplicarse a servicios de contenido multimedia, sino a todo lo demás. Por ejemplo, Amazon podría firmar un acuerdo con una operadora X y los usuarios que dispongan de la conexión contratada con esa operadora verían cómo su velocidad se disminuye al intentar acceder a páginas como Aliexpress u otras empresas que le hagan competencia a Amazon, y así con todos y cada uno de los servicios y páginas web de internet. Las operadoras podrían controlar todo a lo que accedemos y muchas empresas podrían llegar a tener el monopolio de su sector eliminando a su competencia por completo.


Si internet era el mayor medio de comunicación y la mayor fuente de información libre de la historia, podría convertirse en otro medio que manipulara a sus usuarios tal y como lo hace la televisión, porque si las empresas pueden controlar a donde entramos, los gobiernos también, y se podrá restringir el acceso a determinada información.


En conclusión, el nuevo sistema aprobado por los Estados Unidos atenta contra la libertad en internet, lo que lo diferenciaba de los demás medios. Esta medida simplemente es algo que sobra y que esperemos, no la veamos nunca en los demás países.

PD:
Suscríbete a nuestro canal de Telegram para estar enterado de todos nuestros posts haciendo click aquí

Comentarios