El problema que sufren las marcas chinas

En el sector tecnológico cada vez vemos más y más productos nuevos, renovados y, cómo no, caros. No hay más que fijarse en este año 2017, los gama alta de los smartphones llegaban a los 1000€, y por supuesto la mayoría de gente no está dispuesta a pagar una cantidad tan desorbitada traiga lo que traiga el dispositivo. También en el sector de las cámaras, por ejemplo, la última GoPro tenía un precio bastante alto, y sí es cierto que nos ofrece muchas posibilidades y opciones ya que GoPro lleva años en el mercado, la mayoría de personas tampoco pagarían lo que vale para usarla 10 veces al año.


En el mundo existen cientos de marcas, y la triste realidad es que las más conocidas son las que tienden a volverse más caras. Esto no significa que no tengan motivo, pues suelen incorporar la tecnología más puntera para ofrecer un experiencia de usuario excelente. Pero aún así, a muchísimos consumidores no les sale rentable pagar lo que cuentan muchos productos de gama alta. Por suerte tenemos también gamas más bajas, pero por lo general tenemos que prescindir de características, como es lógico.

Aquí es donde entran las "marcas chinas". Y las comillas van porque hay marcas chinas muy conocidas (Huawei), pero otras que sin embargo no lo son tanto y nos ofrecen unos productos para nada insuficientes, de hecho todo lo contrario. Empecemos con la más famosa de estas "marcas chinas", Xiaomi. Xiaomi es muy conocida en este mundillo de las marcas chinas porque fabrican de todo, tablets, smartphones, bicicletas, portátiles... Y a pesar de no ser una marca que todo el mundo conozca, la variedad de productos que ofrece y además su calidad le otorgan un mérito más que ganado. Hablemos de sus smartphones, Xiaomi tiene móviles considerablemente caros (Mi Mix 2), pero también son terminales de gama alta que nos ofrecen prácticamente lo mismo que los de 1000€ sin llegar a esas cotas, pudiendo adquirir su tope de gama por 500€. Y en gamas más bajas Xiaomi es claro ganador, sus precios por lo que ofrece son increíblemente competitivos.


Si bien este año las marcas chinas han tomado una gran importancia dentro de nuestro mercado, es muy probable que el año que viene sean incluso más reconocidas y puede que los consumidores ya no simplemente opten por las marcas de siempre y se aventuren un poco. Una prueba de esto es que, como dijimos en el post de "Qué esperar de los smartphones en 2018", una marca de Smartphones china llamada Vivo está trabajando para incorporar el lector de huellas en la pantalla, y aunque no haya sido confirmado al 100% ya sabemos que marcas como Apple habían trabajado en esto y lo habían descartado por el momento, así que no es de extrañar que alguna empresa se les adelante.

Por eso las marcas menos conocidas no tienen por qué ofrecer malos productos, y cuando hablamos de "marcas chinas" también nos referimos a cualquier otra marca pequeña pero que se preocupa por ofrecernos buenos productos, no solo a marcas nacidas en china, ya que la mayoría de personas que no conocen una marca y la desprestigian por no ser famosa la llaman "marca china" sin ni siquiera saber su origen

Comentarios