Nintendo y sus grandes errores

Todos estamos de acuerdo en que Nintendo lo ha hecho muy bien este 2017 tanto con su nueva consola Nintendo Switch, como con sus juegos propios más importantes, los cuales son obviamente The Legend of Zelda: Breath of the Wild y Super Mario Odyssey. Incluso les ha salido bien con los juegos Third Party, con grandes ejemplos como Doom, Skyrim, Mario & Rabbids Kingdom Battle y el anunciado Wolfenstein 2. Pero hay un gran problema que llevan arrastrando desde hace mucho que no tiene contento a nadie.


Este gran problema son sus políticas de empresa respecto al contenido creado por fans utilizando sus franquicias. Para ser más claros y específicos, a su trato con los fangames y con los Youtubers cuyo contenido principal son sus videojuegos.

Vamos con el primer grupo, del cual nombraremos dos ejemplos. En primer lugar, Pokémon Uranium. Este era un videojuego que estaba siendo desarrollado por fans obviamente en el universo de Pokémon, utilizando el RPG Maker 2000. Su desarrollo comenzó en el año 2006 y fue finalmente concluido y lanzado en el 2016. Sus gráficos eran del estilo de los Pokémon clásicos pero sin ser pixelado. Estaba ambientando en la región de Tandor, una región inventada totalmente por ellos e incluyeron 150 nuevos monstruos de bolsillo entre los que se encontraban los de tipo nuclear, creados en exclusiva para este título. Era totalmente gratuito, por lo que sus desarrolladores no recibían remuneración por su trabajo, algo lógico teniendo en cuenta que la IP no les pertenecía y solo era una oda a la saga que tanto les gustaba. ¿Cómo actuó Nintendo al respecto? Pues a los pocos días del lanzamiento oficial ordenó y consiguió la retirada del videojuego.


Otro caso sonado de un suceso parecido fue el que ocurrió con el videojuego llamado AM2R o Another Metroid 2 Remake, el cual era un remake del Metroid 2 de Gameboy Advance. El desarrollo duró aproximadamente 10 años, trabajando en él una única persona, y el juego fue lanzado para PC el 6 de agosto de 2016 pudiéndose descargar de forma gratuita. El resultado fue el mismo que el anterior, poco después del lanzamiento Nintendo ordenó su retirada para poco después anunciar que estaban trabajando en un remake del mismo juego.


Estas acciones por parte de Nintendo no le dan para nada buena fama, pero son entendibles ya  que simplemente imaginad que un juego desarrollado por un fan fuera mucho mejor que el de la propia Nintendo. Esto sería incluso peor para ellos. Aunque también está como opción y ejemplo a seguir con esto Sega con Sonic Mania, el cual es un juego hecho por fans con el apoyo de la compañía. No tratamos de decir que cada juego fan sea apoyado por Nintendo, pero algunos con una calidad excelente y si encima tienen planteado lanzar un título igual o parecido como es el caso de Metroid saldrían ganando tanto en dinero que tienen que gastar en el desarrollo como en reputación.

En segundo lugar, y esto es totalmente inexcusable de su parte tenemos a las restricciones que la Gran N pone a los creadores de contenido como pueden ser los Youtubers que utilizan sus títulos. Según ellos mismos, todo el contenido creado a partir de sus juegos les pertenece, lo que les hace merecedores de todas las ganancias de este. Tras esto sacaron el programa Nintendo Creators, con el que después de que aceptaran tu solicitud, se te daría el derecho de usar sus juegos siempre y cuando ellos se quedaran con la friolera del 40% de los ingresos (Lo cual es muchísimo teniendo en cuenta el dinero que gana el creador medio) y solamente con los juegos que ellos consideraran oportunos, dejando fuera a muchos bastante relevantes como puede ser Super Smash Bros. También tenían unos requisitos para que tu solicitud se aceptara que son bastante, como decirlo, estrictos o extraños. Esta iniciativa fue lanzada en 2015, pero recientemente con el lanzamiento de Super Mario Odyssey, un youtuber que hizo streaming del contenido del título se vió de repente sin canal y por tanto, sin fuente de ingresos durante tres meses puesto que Nintendo así lo decidió. Aunque también es cierto que el título no había salido aún a la venta, por lo que un castigo es entendible, pero no se puede negar que es cuanto menos excesivo.


Repasemos este último punto. Tienes publicidad gratis hecha por gente que tiene la confianza de su audiencia y que además le suman valor a tus juegos, pero vas y les cierras el canal por, literalmente, ayudarte. Recordemos la inmensa cantidad de juegos que se han hecho famosos gracias a los Youtubers que se graban jugándolos y como estos alargan la vida de los títulos. Algunos ejemplos pueden ser Five Nights at Freddy’s o Goat Simulator.


En resumen, Nintendo es de las mejores compañías en cuanto a videojuegos y una de las que más mira al futuro en cuanto a diseño de sus consolas, con las que innova en cada lanzamiento, pero pese a esto sigue demasiado atrasada y ganándose una mala fama innecesaria por las erróneas políticas de su contenido que lleva a cabo. Es bastante triste que teniendo en cuenta todo lo que hace bien tenga errores tan fácilmente evitables.

Comentarios