Los jugadores oveja. Cuando la opinión parece un bien de lujo

La comunidad de videojuegos es inmensa. Cada día hay más y más jugadores, lo que implica más variedad de gustos y por tanto, de opiniones. Pero aquí es donde hay un gran problema, y esos son los jugadores que más bien son un simple rebaño de ovejas.


El triunfo de muchos videojuegos depende de los análisis o de que las personas hablen de él. Si el 90% de las reviews en Steam son positivas, lo más probable es que al entrar te plantees adquirirlo y probarlo, pero en cambio, si solo son positivas el 60%, ya dudas sobre el título y es bastante probable que no vuelvas a buscar sobre él. ¿En dónde está el problema? En que una parte demasiado grande de la comunidad, si su Youtuber o medio favorito hablan de algún error o dicen que no les gusta el videojuego, en lugar de tomar esto como referencia para formar su opinión, lo toman como si fueran profetas con la absoluta verdad y son incapaces de tener un pensamiento propio. Y cuando esto pasa de un único jugador a una masa, se convierte en un gran problema.


Uno de los casos más recientes ocurrió hace unos días, cuando un youtuber llamado ProJared analizó Super Mario Odyssey. En el vídeo argumenta su opinión y al final termina por darle una nota de 8/10. Aquí pudimos ver a dos tipos de personas. En primer lugar, los que literalmente lo amenazaban de muerte por no haberle puesto un 10, y luego, los que decían frases del estilo “Es el análisis más honesto de todos” o “Al fin un análisis que vale la pena”.


El grupo de las amenazas de muerte es mejor casi que ni comentarlo. Son la parte más tóxica de la comunidad y la que a veces nos hace plantearnos si de verdad queremos bajar a leer los comentarios de los vídeos o los análisis. El segundo apartado es, en gran parte, el paso anterior al primer grupo. Quieren destacar, ser diferentes, y como el analista dice que a él no le gusta el juego o que le gusta menos, transformarán su opinión en la suya propia y desvirtuaran a las demás por poner ser más positivas. Lo que probablemente, a los más radicales, los lleve a formar parte del grupo de las amenazas y se conviertan en la bilis de la comunidad.

¿De verdad es más válido un análisis por poner menos nota que el resto? ¿De verdad el que critiquen a tu juego favorito es algo malo? Son solo algunas de las preguntas que todo esto genera. Mirad las reviews de los juegos, comparadlas, pero por favor, tomadlas como referencias o como otros puntos de vista. Formad vuestras propias ideas, y defendedlas, pero siempre desde la argumentación válida y el respeto. No convirtamos nuestra pasión y a nuestra gente en algo que nos avergüence. 

Comentarios