La música en The Legend of Zelda: Breath of the Wild

La banda sonora siempre ha sido un aspecto diferencial y de los más importantes en la saga de The Legend of Zelda. Desde su primera entrega nos ofreció una banda sonora que aún en los juegos más recientes se sigue rehaciendo de formas completamente diferentes pero igual de nostálgicas. La BSO de la saga de Zelda es de las mejores que podemos encontrar en la historia de los videojuegos, y aunque varias de las melodías las encontramos un distintos títulos, son completamente diferentes, lo que nos hace sentir nostalgia y que seguimos jugando la misma saga que tanto nos gusta. Pero en esta última entrega; The Legend of Zelda Breath of the Wild, pasa algo que no había pasado en el resto de la saga.


Breath of the Wild es una revolución entera para la saga, en muchos aspectos, pero hoy nos centraremos en la banda sonora. ¿Está la banda sonora de Breath of the Wild a la altura del resto de juegos de la saga? Sí, no diríamos que es la mejor de todo Zelda, pero sí. La banda sonora de Breath of the Wild es de lo mejor de la saga, entraría en un top 3. Pero entonces, ¿Qué pasa con la música? Lo que sucede es que es la primera vez en toda la saga en la que se le da más importancia a meter al jugador en el mundo de Hyrule que a la música. En Breath of the Wild la mayoría del tiempo escucharemos más nuestros propios pasos, el agua, el viento, la hierba que la propia música. Por ejemplo, en Twilight Princess la primera vez que salimos a Hyrule nos golpea en la cara una poderosa banda sonora con trompetas y tambores con la clásica melodía de Hyrule, una épica orquesta sonaba sobre nosotros mientras explorábamos su mundo. Sin embargo, en Breath of the Wild la mayoría del tiempo no sonará música mientras vamos por Hyrule (Sin entrar a pueblos o encontrarnos con enemigos) y cuando suena es muy relajada, unos cuantos acordes de piano que no corresponden con la mítica melodía de Hyrule.


Pero Nintendo sabe lo que le gusta a los fans, y cuando montamos a caballo de noche o de día sí que suena la legendaria música clásica de los Zelda, con su propia versión en este juego. ¿Por qué? Porque cuando viajamos a caballo se supone que son trayectos largos y con una banda sonora tan buena de fondo a cualquiera le apetece montarse en uno solo para escucharla. La banda sonora de Breath of the Wild es uno de sus puntos fuertes, el Main Theme es de lo mejor que hemos escuchado jamás, la música de Kass (El orni que te da las Pruebas Heroicas) es genial entre muchísimas otras. Sí, realmente elegir la mejor banda sonora de todos los Zelda es más subjetivo que otra cosa (aunque pronto vendrá un post sobre esto).


En resumidas cuentas, Breath of the Wild cuenta con una de las mejores bandas sonoras de la saga y que hemos podido ver este año. Aunque no se le dé el énfasis que tiene en otras sagas, no significa que no sea un acierto.

Comentarios