Cómo se convierten los juegos en obras inmortales

A lo largo de toda la historia de la industria de los videojuegos, el público ha sido testigo del nacimiento de muchos títulos que siempre serán recordados por su apartado visual, su manejo, su historia o cualquiera de los muchos aspectos que pueden hacer destacar a un videojuego. Sin embargo, con la mayoría de videojuegos no pasa esto y pueden ser recordados con cariño por solo unos pocos o simplemente ser olvidados en un año o dos. En este post reuniremos una serie de ideas que han hecho destacar a los buenos juegos y por qué a día de hoy siguen siendo memorables.


Hay un dicho que dice así "Renovarse o morir", y de eso se dieron cuenta muchas empresas en el apartado de los videojuegos. Os pondremos como ejemplo a The Legend of Zelda Ocarina of Time y a Super Mario 64, dos juegos que fueron sacados a la vez en la Nintendo 64. Estos juegos asentaron las bases para las actuales entregas que tenemos de dichas sagas. El Super Mario 64 aportó el movimiento del personaje que es uno de los mejores aspectos de los Mario actuales, la libertad de movimiento. Sin embargo, el Zelda aportó las mecánicas nuevas para un juego con elementos de rol. ¿Y por qué precisamente estos dos juegos lo hicieron tan bien? ¿Qué les llevo a internarlo aún a sabiendas de que podrían fracasar? El salto al 3D. El modelado 3D abrió una nueva puerta (o dimensión) a Nintendo que supieron aprovechar y supieron ver que ese era el futuro. Independientemente de la visión de futuro que se posea, también es igual de importante el poder crear buenos juegos, y Zelda Ocarina of Time nos brindó un Hyrule inmenso, lleno de secretos y una jugabilidad que a día de hoy sigue prácticamente intacta. Es aterrador y no es sorpresa que para muchas personas sea el mejor juego jamás creado aún en el presente.


Pero hay sagas de videojuegos que apenas han cambiado desde que empezaron y siguen siendo un éxito. Pongamos como ejemplo a Pokémon. La fórmula de Pokémon sigue siendo exactamente la misma desde el comienzo hasta el final (Nos referimos a los juegos de Pokémon en los que tenemos que ir de gimnasio en gimnasio, los de toda la vida) y sin embargo aún a día de hoy cuando se presenta un nuevo juego los fans se desesperan por jugarlo, ¿A qué se debe? Bien, la mayoría de personas que siguen comprando los nuevos juegos de Pokémon uno tras otro son fans de la saga, y Pokémon a lo largo de los años ha ido implementado mejoras en sus juegos tanto gráficas como en las mecánicas (No tanto en la historia porque, bueno, nadie juega Pokémon por su historia). GameFreak sigue el típico refrán de "Si funciona, ¿Para qué cambiarlo?" No decimos que ésto sea malo, pues Pokémon es una saga que marcó varias generaciones y es muy querida por el público, además, todos tenemos una generación favorita.


Acabamos de ver dos ejemplos de juegos que supieron pasar a la historia por innovación o por falta de esta pero también tenemos otro apartado, los juegos arcade. Los juegos arcade seguirán siendo entretenidos por mucho tiempo que pase, no es una fórmula que envejezca pues. a día de hoy, se sigue usando en juegos (la mayoría indie) y son buenos, por ejemplo The Binding of Isaac.


Y hablando de juegos indie, también hay muchos que serán recordados para la posteridad. Y es que con los juegos indies pasa algo curioso, Pueden implementar nuevas mecánicas, aunque no pasa siempre, pueden implementar un gran historia (Undertale), pero puede no ser el caso,pero lo que pasa muchas veces en lo visual es que las desarrolladores indies apuestan más por el arte en los videojuegos que por el apartado gráfico realista debido a limitaciones financieras. Eso no quita que haya juegos indie que se vean de miedo. Por si no nos estáis entendiendo, vamos con otro ejemplo; Cuphead. Cuphead será recordado para siempre por su apartado visual, dado que su jugabilidad no es pionera, su historia no es un referente y no destaca por buenos gráficos. Pero Cuphead ha sido el primer juego en recrear a la perfección las animaciones de los dibujos animados clásicos y todo ello hecho a mano. Y esto no solo pasa con juegos indie dado que el arte en los videojuegos es una forma más de transmitir sensaciones al jugador. The Legend of Zelda The Windwaker y Breath of the Wild también pasarán a la historia como juegos preciosos que nunca dejarán de verse mal independientemente de la resolución.


Hasta aquí esta recopilación de aspectos por los que un juego puede envejecer muy bien o muy mal, esperamos que hayáis aprendido algo con nosotros y suscríbete al blog para no perderte ninguno de nuestros posts.

Comentarios