2017, el año de los asistentes personales

Este ha sido el año en el que más importancia han tenido los asistentes personales de los sistemas operativos. Pero hay algo indiscutible en este asunto, Apple se ha hecho con la fama en este aspecto. Siri es el asistente personal más famoso (Incluso más que el de Iron Man) y es que ya lleva mucho años en el mercado y es normal que sea reconocido. Pero, ¿por qué todo el mundo desea ahora tener su propio asistente personal?


Concretemos en Google. Google es una empresa que siempre busca estar a la última y no quedarse atrás en la mayoría de cosas, pero ¿Por qué fue hasta hace un año que decidió lanzar su propio asistente mientras que Siri era cada vez más reconocida? Probablemente Google pensó que los asistentes personales no tendrían un hueco claro en el futuro, pero se equivocaban. Esperar tanto para crear su propio asistente pudo salirles caro, pues este año han salido varios asistentes personales más y recordemos que hace apenas dos semanas que podemos disfrutar de Google Assistant en todo el mundo, lo cual lo deja un poco por detrás.


Y la competencia no es precisamente poca. Hay más empresas que, como Google, se dieron cuenta de que a los usuarios les gustaba tener un asistente que les facilitara la vida. Estas empresas son Amazon, con su asistente Alexa y Samsung con Bixby. Y nos damos cuenta de que es el año de los asistentes ya que incluso Samsung sacó al mercado un producto bastante incompleto como es Bixby, pero tenían que tener un hueco en ese mercado. Tampoco podemos olvidar a Cortana, la asistente de Microsoft y que ya lleva un poco más de tiempo en el mercado.


Pero la pregunta aquí es, ¿Realmente aporta tanto valor un asistente personal a una marca? La palabra es depende. Y depende del producto, por ejemplo, Samsung creó Bixby pero Google ya tiene su asistente personal por lo que no es completamente necesario comprarse un Samsung solo por su asistente (Algo que hace unos años sí pasaba con Apple), luego entramos en terreno de favoritismos y cuál elegir, pero el hecho de desarrollar un asistente personal sobre un sistema operativo que ya tiene asistente personal es un poco incoherente. Luego tenemos productos como Google Home o Alexa de Amazon, que son productos que sí necesitan de un asistente para proporcionar la experiencia de usuario que desean transmitir, por otro lado Cortana nos ayuda con nuestro ordenador y a encontrar archivos o a hacer búsquedas inteligentes.


En resumidas cuentas, seguramente el tema de los asistentes personales no se quede aquí y está industria avance mucho más mejorando nuestra experiencia y ofreciendo nuevas funciones y maneras de interactuar con nuestros dispositivos.

Comentarios