Review de Overcooked, la locura en la cocina

Overcooked es un loco juego de cocina desarrollado por Ghost Town Games para Play Station 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC.


Se trata de un videojuego con una estética bastante alegre, estilo bastante cartoon y que es perfecto para cualquier público. Está claramente enfocado al multijugador local, en el que cada uno de nosotros controlará a uno de los chefs para poder irnos ayudando en nuestra ardua tarea, aunque también se encuentra disponible un modo de juego versus para ver quién posee mejores habilidades culinarias. Si juegas solo, tendrás que encargarte de controlar a dos chefs al mismo tiempo, pero hemos de decir que pierde muchísimo de esta forma.

El modo principal es la campaña, pero también disponemos de los modos “The Lost Morsel” y “Festive Seasoning”, destinados a aquellos que hayan completado el primero.


Nada más comenzar la historia, nos encontraremos una ciudad en llamas, totalmente destruida, que pertenece al Reino Cebolla. Su rey, el Rey Cebolla, nos cuenta que el autor de estas atrocidades ha sido una bestia cuya cabeza es una albóndiga y su cuerpo espaguetis. Tendremos que intentar saciar su infinita hambre, hazaña de la que nos veremos incapaces en este momento, por lo que viajaremos en el tiempo para recorrer el Reino Cebolla y aumentar nuestras habilidades como cocineros para poder evitar este terrible futuro.


Tras esto, nos encontraremos en un mapamundi por el que iremos avanzando según completemos sus misiones, que variarán entre cocinar en una cocina de restaurante corriente hasta situaciones tan variopintas como cocinar en medio de la calle, en un coche en movimiento y muchas más.



Dispone de una jugabilidad bastante simple, pero a su vez muy divertida, en la que nuestro objetivo será preparar el mayor número de platos posibles en el menor tiempo. Para cocinar deberemos coger los ingredientes, cortarlos en caso de que sea necesario, cocinarlos ya sea en una sartén, o un gran caldero para luego servir y listo. Eso sí, no podemos olvidarnos de lavar todos los platos o nos quedaremos sin sitio donde servir nuestras delicias. Los platos se irán complicando según vayamos avanzando tanto en su modo de preparación como en su número de ingredientes. Algunos ejemplos son ensaladas, sopas y hamburguesas.


También tenemos la opción de cambiar la apariencia de nuestro personaje, e iremos desbloqueando más según vayamos avanzando.


Como conclusión, si quieres un juego para disfrutar con familiares o amigos en sus visitas a casa, este es sin duda una opción a tener bastante en cuenta, debido a lo divertido que es y a que no exige mucho al jugador, lo que permite que cualquier persona pueda jugar perfectamente.

Comentarios