¿Por qué Telegram es mejor que WhatsApp?

Todos sabemos que Telegram es el competidor directo de WhatsApp en cualquier sistema operativo, aún así, WhatsApp sigue siendo mucho más popular y más usado que Telegram. Hoy os traemos una serie de motivos por lo que Telegram es (bastante) mejor que WhatsApp.


Rendimiento.

Telegram está MUY bien optimizado, sin duda WhatsApp debería aprender mucho del sistema de Telegram. Poder entrar a grupos de miles de personas con la misma fluidez que en el menú, abrir un chat de 2.000 mensajes que tu móvil ni lo note. Esto en WhatsApp no es así, por desgracia. ¿A quién no le ha pasado que cuando abre WhatsApp y tiene muchos mensajes le tarda en cargar? (Siempre y cuando, no tengas un móvil tope de gama), en Telegram nos ahorraremos ese tiempo de espera, y muchos más.

Servicio en la nube.

Sí, es cierto que WhatsApp respalda los mensajes para que no los perdamos, pero no nos parece la mejor forma de hacerlo. Sin embargo, Telegram ha dado con la clave, una manera fácil y sencilla; servicio propio en la nube. Esto quiere decir que en cualquier dispositivo en el que usemos Telegram tendremos nuestros mensajes y configuración. Tan bueno es este servicio que no tenemos que andar haciendo copias de seguridad sino que cada mensaje y cada archivo se almacena en tiempo real desde que lo hayas enviado. Telegram lo hace bien y lo saben, por eso tenemos nuestro propio chat para guardar cosas importantes de cualquier tipo. Incluso desinstalando e instalando la app de nuevo no habremos perdido los mensajes. Queremos aclarar que esto también ayuda a mantener espacio en el dispositivo, ya que, Telegram puede almacenar muchísima caché, pero como usa su servicio en la nube si la borramos no pasa nada, si nos hace falta buscar algo solo tenemos que ir a la parte del chat correspondiente y se descargará automáticamente.


Configuración.

Telegram nos permite configurar una cantidad de ajustes vasta, de las cuales WhatsApp no nos deja ni la mitad. Muchas de estas son:
La administración de los grupos.
Desactivación de la cuenta.
Modificar stickers.
Personalizar la app.
Ajustar la privacidad.
Crear un nuevo canal/grupo/chat o chat secreto.
Entre algunas más.



Libertad y privacidad.

No hay otras palabras para definir Telegram que no sean esas. Telegram nos da una cantidad de opciones para proteger nuestra privacidad brutal. Lo más significativo de todo es que no tenemos que dar nuestro número de teléfono si no queremos que alguien lo tenga, podemos dar nuestro Nick de Telegram y, si fuera necesario, bloquear a alguien y este no nos molestaría más. ¿Te has equivocado al enviar un mensaje? Edítalo o bórralo, sin problemas, solo se le indicará a la otra persona que lo has editado. Puedes enviar archivos que se autodestruyan para asegurarte de que no hacen un uso indebido. ¿Tienes que hablar con alguien de un tema demasiado privado? El chat secreto permite establecer un límite de tiempo hasta que los mensajes son destruidos, sin excepciones. Esto también mejora el cifrado del chat. (Si quieres) No se te verá en línea cuando uses la app, con una excepción, cuando mandes un mensaje a un chat serás visible durante un par de segundos.

Canales y supergrupos.

Telegram nos permite crear canales de cientos de miles de miembros para mantener informadas a las personas de lo que queramos. Por ejemplo, si tienes un canal de YouTube puedes avisar por ahí de qur has subido vídeo o de que esta semana no toca por X razón. También tenemos los supergrupos, grupos en los que pueden estar más de 10.000 personas, muy útil para foros de cualquier tipo.



Bots.

Los bots, una parte esencial de Telegram. Existen bots de todo tipo para absolutamente cualquier cosa, desde buscar una canción y descargarlas hasta notificarte de cuando tienes un evento, pasando por descargar vídeos de YouTube, todo dentro del propio Telegram. En nuestra opinión, los bots añaden mucho valor a Telegram, incluso pueden sacarte de un apuro.


Personalización.

La app nos permite toquetear cualquier aspecto de la misma, y saben que gusta. Es más, tienen su propio canal donde suben personalizaciones para Telegram, en el cual tú puedes descargar e instalar la que más te guste (Sí, eso se puede hacer). También tenemos el apartado de los stickers, maravillosos Stickers, risas aseguradas. Podemos descargar cualquier pack de stickers que veamos, crear los nuestros, administrar muy fácilmente los packs y también tenemos un aparato de favoritos.


Comodidad.

Sí, sabemos que es un apartado raro para acabar el post, pero hay que decirlo. Telegram es muy cómodo, aparte de que su interfaz es muy intuitiva, también tenemos gestos que nos hacen la vida más fácil, buscador de imágenes integrado, buscador de GIFs, navegador interno, un apartado en los ajustes para administrar los archivos que ocupa Telegram en el teléfono, posibilidad de enviar archivos muy pesados... Entre muchas otras.

Sí, Telegram le da un gran repaso a WhatsApp, aunque mucha gente no lo quiera ver, pero esperamos que con este post hayas cambiado de idea o te hayas reafirmado si concuerdas con nosotros

Comentarios