Mismas funcionalidades, menos almacenamiento. Apps Lite

Las apps o el espacio, esa es la decisión que muchas veces nos vemos obligados a tomar. Por suerte, desde hace unos años, los desarrolladores han decidido ser benevolentes con nosotros desarrollando versiones ligeras de sus apps originales para que podamos disfrutar de la mayoría de servicios que nos ofrecen las apps convencionales. 



Pero si la gente sigue descargando las versiones convencionales de las apps será por algo, ¿No? Pues sí y no, normalmente cuando una persona que no es muy sabida del tema, cuando busca Facebook en la Play Store descargará la primera app de Facebook que vea sin pararse a mirar Facebook Lite o algún cliente de este. Y ya no solo el usuario medio, sino que cualquier persona puede pasar por alto que existen versiones Lite o Mini de las apps que más usadas. Cierto es que algunas de estas apps nos privan de cosas que tenemos en las versiones originales. Por ejemplo, Facebook Lite no nos permite ver las historias y a veces tiene algunos fallos que puede provocar que no carguen bien las fotos. Pero, ¿Esto supone un gran problema para el usuario? Depende del uso de la app, a una persona que entre a su perfil de Facebook tres veces a la semana no le compensa gastar esos recursos y batería en una app tan pesada como Facebook, mientras que Facebook Lite no consume prácticamente nada.

Los desarrolladores saben que muchas personas buscan apps ligeras y que cumplan, aunque eso signifique sacrificar alguna que otra animación. Por eso, cada vez más se suben al carro y desarrollan apps ligeras, aquí van solo algunos ejemplos:

Opera Mini
UC Browser Mini
Clean Master Lite
360 Security Lite
Messenger Lite
CM Security Lite

Y existen muchas más que todavía están en desarrollo, véase:

Skype Lite
YouTube Go
Twitter Lite

Dentro del grupo de apps ligeras podríamos introducir a los clientes de apps, los cuales también son una muy buena opción si buscamos un término medio entre una app convencional y su versión Mini o Lite. Vamos a usar como ejemplo la app de Twitter, Twitter Lite y Fenix. La app de Twitter es la oficial, cuenta con absolutamente todas las características, por supuesto, pero consume muchísimo espacio en el dispositivo. Por otro lado tenemos Twitter Lite, una versión de la app que nos reduce bastante las posibilidades pero acambio no pesa nada y funciona en dispositivos de gama baja. Por último, Fenix, cliente de Twitter que nos ofrece la mayoría de características de la app oficial (más alguna propia) pero sin embargo no ocupa ni la mitad de espacio que ésta y también la puede correr cualquier dispositivo. Aquí vemos cómo es posible llegar a un término medio y cómo las grandes empresas deberían aprender un poco de los pequeños desarrolladores con grandes ideas.
Aprovechamos el tema para hacer una mención más que merecida a Hermit, una app que nos permite crear versiones Lite de las apps convencionales o de cualquier página web sin necesidad de que sepamos nada de programación o software. Puede ser muy útil si una web que visitamos frecuentemente no tiene una app. Además, es muy estable.



Cómo conclusión, ¿Es posible que en un futuro desaparezcan las versiones pesadas de las apps? Probablemente no, puesto que la mayoría han recibiendo actualizaciones constantes que, quieras que no, hay que almacenarlas en algún lado y muchas veces esto no es negociable. Pero siempre tendremos a esos desarrolladores dispuestos a hacer la vida del consumidor un poco más fácil con sus propias versiones.

Comentarios