Los cartuchos, el mejor formato para videojuegos físicos.

Las primeras consolas como la NES, SNES, Megadrive e incluso Nintendo 64 guardaban sus juegos en cartuchos, al contrario que ahora, que lo que nuestras consolas de sobremesa actuales utilizan son discos Blue-Ray, pero en este caso, ¿hemos ido a parar a un mejor formato?


Nuestra opinión es que no. En este sentido, el medio simplemente ha tenido una etapa de transición, en la que primero cambió de estos a los DVD, que se quedaron obsoletos con bastante velocidad, teniendo que venir los juegos en varios discos, algo que de por sí es bastante incómodo pero que sorprendentemente Microsoft decidió mantener en su Xbox 360 mientras que Play Station 3 ya había evolucionado hacia lo que se usa en la actual generación, los Blue-Ray. Estos discos tienen una capacidad que de momento alcanza los 100GB como máximo, suficiente por el momento para almacenar los videojuegos actuales, aunque ya muchos Triple A se acercan a la cifra. Hace relativamente poco, salieron tarjetas  SD de 400GB, lo que significa que los cartuchos también podrían alcanzar esas cifras, las cuales cuadriplican las de los Blue-Ray actuales.


En segundo lugar, los cartuchos superan ampliamente en resistencia a los Blue-Ray. No se rayan, no se manchan, resisten caídas e incluso si se mojan es muy probable que sigan funcionando de forma correcta. A muchos nos ha pasado que un cartucho de por ejemplo, la Nintendo DS pase por la lavadora y luego siga como si nada. En cambio, los discos se pueden rayar fácilmente incluso dentro de la consola, cosa que la generación pasada se veía mucho.

Y por último, son mucho más pequeños, y por tanto, más portables. Para llevar un videojuego en Blue-Ray o DVD o lo llevas en su caja o te compras un portadiscos. El cartucho puedes llevarlo en cualquier parte y de casi cualquier forma, lo que los hace ideales para todo tipo de consolas, por eso son el formato utilizado desde siempre en las portátiles de Nintendo.


Lo que muchos estaréis pensando es “Vale, son todo lo que tú quieras, pero ya estamos viendo con Switch que los precios son más caros”. Sí, lo son, ¿pero acaso no estás dispuesto a pagar unos pocos euros más por un formato que te durará muchísimo más y será más resistente? Por favor, que aún conservamos cartuchos de Nintendo 64 y GameBoy Advance que funcionan como el primer día.


Por estas razones creemos que el cartucho es el futuro del videojuego físico, el que compartirá el mercado con el formato digital y por lo que Nintendo Switch ha acertado de lleno al utilizarlos.

Comentarios