El gran crecimiento de los videojuegos indies

El videojuego es una industria de grandes empresas, grandes presupuestos y de cientos de personas trabajando para llevar a cabo un proyecto. O, al menos, eso era hace unos años. En la actualidad, muchos de los mejores juegos que salen al mercado no cumplen esos requisitos. Estamos en una época en la que los videojuegos indie son más importantes que nunca.


Desde hace ya unos años, este sector ha ido creciendo más y más, abriéndose hueco entre los grandes Triple A, alcanzando cotas de calidad iguales o, en ocasiones, mayores.


En el pasado, los juegos indie no jugaban un papel tan importante como hoy en día, se quedaban como secundarios, en juegos de PC o juegos flash. Pero cada vez más, con el formato digital, Steam y otras plataformas incluyendo las de Sony, Nintendo y Microsoft que los han ido incluyendo de forma exponencial a sus catálogos, les han dado más visibilidad, ventas y por lo tanto, presupuesto y viabilidad.


Por consecuencia de lo antes mencionado, este tipo de videojuegos han ido cada vez a más en todos los sentidos, tanto en creatividad, tamaño, calidad e incluso en lo técnico, que era en lo que los Triples A les sobrepasaban. Tenemos ejemplos como el reciente Hellblade Senua´s Sacrifice, el cual parece un juego de gran presupuesto como lo sería un Batman Arkham, un Sombras de Mordor o un Far Cry, pero nada más lejos de la realidad, ha sido desarrollado por un pequeño estudio indie con un presupuesto bajísimo en comparación a estos títulos.


Con el tiempo, la industria indie ha ido creciendo desde ser pequeños juegos con conceptos innovadores que los títulos tradicionales no se atrevían a implementar ya que tienen que jugar a sobre seguro puesto que su objetivo es generar beneficios sí o sí, a ser una de las partes más importantes del medio que absolutamente nada tiene que envidiar a los grandes.

Ejemplos de lo que nos pueden dar son Super Meat Boy, considerado el videojuego con una de las mejores curvas de dificultad de la historia, The Binding of Isaac, una obra magnífica que nos puede dar cientos y cientos de horas, Absolver, uno de los mejores juegos de peleas “realistas”, el antes mencionado Hellblade Senua´s Sacrifice, que nos intenta transmitir un mensaje sobre las enfermedades mentales, Firewatch, una de las mejores experiencias que puedes tener en videojuegos, alejado de la violencia y los disparos, The Witness, uno de los mejores juegos de puzles que puedes encontrar y, como no, el gran fenómeno actual, uno de los videojuegos más bonitos y a la vez más desafiantes que puedes encontrar, Cuphead.


Y así podríamos seguir sin cansarnos, nombrando títulos de calidad excelente que han salido de la mano de uno o muy pocos desarrolladores sin apenas dinero para llevarlos a cabo, pero que cada vez tienen más oportunidades y maneras de salir adelante. Con plataformas como el Early Access de Steam, Kickstarter, Patreon y y similares, si lo haces bien, puedes triunfar.


Los videojuegos indie han llegado a un punto en el que ya prácticamente nos ofrecen algo igual o mejor que los Triple A, hasta el punto de que uno de los platos fuertes en la conferencia de Microsoft en el E3 fue Cuphead; nos han enamorado a muchos y sin ellos, lo más probable es que muchas de las grandes ideas, géneros o mecánicas que conocemos hoy día no se hubieran llevado a cabo. Por ello, gracias a todos esos pequeños artistas que nos han regalado tan grandes experiencias.



Comentarios

  1. Creo que en cierto modo, se ha tenido la idea de juego indie como un juego de baja calidad. Pero en estos tiempos se ha ido cayendo el mito y han salido joyas que superan las espectativas como el caso del mismo Cuphead, incluso puede decirse que le dan una lección a otros juegos de mayor calibre.
    En un mundo donde los juegos se estan orientando a los micropagos, online permanente y otros temas que no benefician a los jugadores, un juego como Cuphead grita que aún hay esperanza. Me ha encantado el artículo y mis respetos a los desarrolladores indie que se dejan el alma en sus obras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los últimos años, gracias a tantos buenos desarrolladores al fin hemos tirado el mito ese de que los indies son de segunda, y además bastantes de ellos son mejores en muchos aspectos que los Triples A. Creo sinceramente que sin ellos la industria sería mucho más pobre, aburrida y sin sentido. ¡Gracias por tu apoyo!

      Eliminar

Publicar un comentario